©2018 - 2019 by Sofía Maiolo Cabrera

Todo el contenido se encuentra registrado. Prohibido el uso de imágenes sin autorización. 

  • Sofia Maiolo

Reporte de Vuelo: Mvd - Bogotá por LATAM

Actualizado: 10 de nov de 2019

Por trabajo, esta semana estoy viajando a Bogotá. Viajé por LATAM haciendo escala en Lima. Este es el reporte de los vuelos Mvd-Lima y Lima-Bogotá, ambos en A320.


Para viajar de Montevideo a Bogotá, las opciones más usuales son:

  • Con Avianca haciendo escala en Lima

  • Con Copa haciendo escala en el hub de Panamá

  • Con LATAM haciendo escala en Lima

Desde el próximo diciembre, vuelve a operar el vuelo directo Montevideo - Bogotá de Avianca, que comenzó en 2017, pero hace unos meses se suspendió. Más info en: https://www.elobservador.com.uy/nota/avianca-reanudara-vuelos-directos-entre-montevideo-y-bogota-201910221399


Este viaje se coordinó con muy poquita antelación, por lo cual al mirar opciones no había muchas alternativas en los días que precisaba. Por Avianca no había ninguna alternativa. La opción de viajar por Copa no me seducía para nada, ya que me parece bastante incómodo el 737 para un vuelo de más de 7 horas como es el Montevideo-Ciudad de Panamá. La opción de LATAM, a la ida era muy buena, con una escala de casi 3 horas en Lima, pero a la vuelta tenía una escala de 8 horas! De todas formas, me decidí por esa alternativa porque me permite juntar millas en el programa AAdvantage, y además como tengo Priority Pass, puedo hacer la espera un poquito más amena en Lima.


Una vez decidido el vuelo, lo cargué en TripCase y en la app de LATAM. Siempre es recomendable cargarlos en TripCase porque la app te avisa si hay algún retraso, y además te permite tener toda la info del viaje junta. Antes hacía esto con Google Trip, pero como Google decidió discontinuarla, comencé a hacerlo en TripCase. De todas formas, en google.com/travel, se están agregando muchas de las opciones que se tenían en Trip, por lo que recomiendo tenerla en cuenta. Yo me hice un acceso directo, y es bien práctico entrar de esa forma. La app de LATAM también es bien útil y funcional, permite cargar los viajes, hacer el check-in y seleccionar asientos, generar la tarjeta de embarque, etc.


El vuelo Montevideo-Lima, salía a las 7:29 por lo cual, a las 5:00 ya estaba en el aeropuerto. Ya había realizado el check-in en la app de LATAM, y no tenía equipaje para despachar ya que estaba viajando solamente con mi carry-on. De todas formas, el área de check-in de LATAM estaba super tranquila. Recuerden que también están las máquinas de autogestión que son muy prácticas cuando no tienen que despachar equipaje y no tienen el boarding pass impreso, descargado en el teléfono o en la app.


El área de check-in muy tranquila a esa hora

Starbucks aún estaba cerrado, pero el McCafé sí estaba funcionando porque es 24 horas.


Starbucks aún cerrado a esa hora.

El acceso a la sala de embarque fue muy rápido. En el control de seguridad había poquita gente, y dado que hice migraciones con las máquinas automáticas, en menos de cinco minutos ya estaba en el free shop.

Muy poca gente en el control de seguridad.

Pasé bien rapidito por el free shop ya que no quería comprar nada, y me puse a spottear un poquito. No había mucho movimiento a esa hora, pero estaba un 737 de Gol con destino a San Pablo, con un livery, de la Confederación de fútbol brasileña, muy lindo:


Boeing 737 de Gol con livery CBF.

Unos minutos después, llegó el A320 proveniente de Lima que sería el asignado a mi vuelo:


A las 06:55 comenzó el embarque, que se hizo por grupos como es usual en LATAM. Yo tenía el grupo 4, y fue bastante organizado el embarque. Estaban controlando mucho el equipaje de mano, pesando las valijas y verificando que cumplan el tamaño requerido. A mi no me controlaron, pero vi que con valijas de "tamaño sospechoso" si lo hacían.


Al momento del check-in elegí fila de emergencia, la 11, porque mirando en seatguru.com, vi que en ese modelo de A320 tenía bastante espacio adicional. Y realmente el espacio es mucho más, y se agradece!

Espacio generoso en la fila de emergencia.

La única "contra" de seleccionar fila de emergencia, es que los asientos no se reclinan. Yo prefiero tener más espacio para las piernas que la posibilidad de reclinar el asiento, ya que realmente me duermo sin ningún problema, pero es algo a tener en cuenta!


Y obviamente, #TeamVentana:


El embarque fue bastante rápido y ordenado. Y en pocos minutos ya estábamos haciendo pushback, ocupando lugar en la pista y despegando sobre una soleada mañana montevideana!


Y luego...me dormí profundamente! Dormí casi tres horas corridas, ni cuenta me dí cuando pasaron con el servicio. Cuando me desperté estábamos cruzando la cordillera, y justo estaban advirtiendo de posible turbulencias. Y como es usual al cruzar Los Andes, hubo una linda turbulencia!


Aproveché para descargar la app LATAM Play que si bien se puede bajar antes desde el Play o App Store, también se puede descargar en el vuelo accediendo a https://latamplay:

Descargando la app LATAM Play en vuelo.

En la app hay una oferta interesante de películas, series, música y noticias:


Películas disponibles en LATAM Play

Series disponibles en LATAM Play

Además, se puede ver el mapa con la ubicación y la info del avión:

Mapa de la app LATAM Play

Dormí aproximadamente una hora y media más, justo cuando estábamos comenzando el descenso sobre Lima. El aterrizaje fue muy tranquilo, pero demoramos bastante en que nos asignen posición. Obviamente, muchos impacientes parándose aún cuando la luz de cinturones abrochados estaba prendida. La tripulación tuvo que repetir tres veces que permanecieran sentados. Luego de unos minutos, descendimos, y así me despedía del A320:

El A320 en la manga.

Como nos tiene acostumbrados el aeropuerto de Lima, mucha mucha colas, y esperas; escaleras y más colas, y más esperas!

13 minutos de espera para los chequeos de seguridad.

La experiencia de usuario en este aeropuerto es realmente muy mala. Conté 3 escaleras que hay subir sin tener escalera mecánicas! Muy impráctico:

Escaleras muy poco prácticas, y ascensores pequeños y colapsados de gente.

Y para completar la mala experiencia, hay solamente una hora de wifi gratuito! Y es muy lento! Debería ser básico que los aeropuertos provean una muy buena conexión wifi, más cuando se supone que es un aeropuerto hub con tanto movimiento.


Aproveché las dos horas de espera, para comer un tiradito y tomar una cerveza Cusqueña roja, en el local de La Nacional frente al gate 19:

Tiradito + Cerveza por 15 dólares.

Luego del almuerzo, fui al gate desde donde embarcaría el vuelo hacia Bogotá. El embarque fue nuevamente por grupos, y también tenía el grupo 4, con la fila 11 de emergencia. Dado que era un A320 también, la configuración era exactamente la misma, pero además tuve la suerte de que nadie más viajó en mi fila, por lo cual viajé mega cómoda:

Mucho espacio en la fila en la que viajé sola!

El embarque fue rápido, y en seguida comenzamos el pushback, y rodaje hacia la pista. En el camino, varios aviones de Peruvian (que ha estado con varios problemas económicos en las últimas semanas)

Muchos aviones de Peruvian que ha estado con problemas económicos en las últimas semanas.

Demoramos bastante en despegar ya que había una linda cola de aviones antes. El despegue y ascenso fue muy tranquilo:

Ascenso sobre Lima.

Luego del ascenso se hizo el servicio que constaba de un sándwich de jamón y queso, o muffin con bebidas. Opté por el sándwich que estaba bien, pero que podría mejorar mucho si lo calentaran un poquito:

Sandwich de jamón y queso, y bebidas.

El resto del vuelo fue muy apacible. Dormí un poquito y luego aproveché a comenzar este post :)


El descenso sobre Bogotá fue muy tranquilo, con preciosas vistas sobre la cordillera.

Descenso sobre Bogotá.

Como curiosidad, el aeropuerto de El Dorado, de Bogotá, se encuentra a 2.584 metros.


Aterrizamos, y en pocos minutos, ya nos asignaron manga. El pasaje por migraciones fue muy ágil ya que solamente estaba la gente de nuestro vuelo. En el área de retiro de equipaje, también estaba todo muy tranquilo:

Área de retiro de equipaje, muy tranquila.

Aproveché a retirar pesos colombianos en un cajero que hay en el área de retiro de equipaje, y pasé por aduanas donde también fue bien rápido el proceso. Al salir de aduanas están las diferentes opciones de taxis y remises, pregunté en dos de ellas, y opté por la más económica para ir hasta mi hotel, que está a unos 10 minutos del aeropuerto. El costo del viaje fue de 59.000 colombianos (unos 17 dólares).


Y así termina este mega reporte de vuelo entre Montevideo y Bogotá! Fueron dos vuelos tranquilos, donde aproveché a descansar bastante, y viajé muy cómoda al haber elegido la salida de emergencia.


En algunos días estaré haciendo el reporte del regreso, por lo que cual podremos comparar ambas experiencias :)


Hasta la próxima!

7 vistas